Cámaras frigoríficas de interior o de exterior

Relacionados

Daikin celebra 100 años con ceremonia en Osaka

Daikin celebra su 100º aniversario con una ceremonia en...

Las Vegas Plaza: Nuevo Epicentro Comercial en Puente Piedra

Las Vegas Plaza, primer centro comercial de Puente Piedra,...

Qvantum nombra a Thomas Nowak vicepresidente de Relaciones Gubernamentales

Qvantum contrata a Thomas Nowak, exsecretario de la EHPA,...

Daniel Fuentes nombrado nuevo CEO de VTS America

Daniel Fuentes es promovido a CEO de VTS America,...

Stulz expande operaciones a Panamá y Perú, mejora en México

Stulz anuncia su expansión en América Latina con nuevas...

Compartir

Existen dos tipos de cámaras frigoríficas en el mercado, cada una con sus ventajas y desventajas que brindan una solución relevante para el cliente.

Cuando se trata de soluciones de almacenamiento en frío, las opciones de cámaras frigoríficas para exteriores e interiores presentan ventajas únicas para satisfacer diversas necesidades. Las cámaras de exterior están diseñadas para resistir condiciones climáticas adversas, brindando espacio adicional sin comprometer el interior. Por otro lado, las cámaras de interior, más integradas en el edificio, garantizan un fácil acceso.

En cuanto a la instalación, las cámaras de exterior requieren una losa de concreto y materiales resistentes a la intemperie. Por el contrario, las de interior se sitúan dentro del edificio, ofreciendo mayor protección contra las inclemencias del tiempo, aunque con limitaciones de tamaño y ubicación.

La capacidad y tamaño son factores esenciales, siendo las cámaras de exterior menos limitadas en este aspecto, ideales para quienes buscan más espacio de almacenamiento. Sin embargo, las de interior, ubicadas generalmente en trastiendas, son fácilmente accesibles desde la zona comercial principal, aunque más limitadas en tamaño.

En cuanto a la eficiencia energética, las cámaras de exterior tienden a requerir más energía para mantener la temperatura debido a la exposición a las condiciones exteriores. Por su parte, las de interior, al no estar afectadas por las temperaturas externas, tienden a ser más eficientes energéticamente, resultando en menores costos.

El mantenimiento y las reparaciones también varían: las cámaras de exterior, expuestas a elementos, pueden necesitar más atención, mientras que las de interior enfrentan desgaste diario por el uso constante. La accesibilidad es otra consideración importante, ya que las cámaras de exterior requieren que los empleados salgan al exterior para acceder al inventario, lo que puede ser inconveniente en mal tiempo.

En conclusión, la elección entre cámaras de exterior e interior depende de factores como ubicación geográfica, aplicación y uso previsto. Cada tipo tiene sus ventajas y desventajas, y la decisión final debe ajustarse a las necesidades, presupuesto y ubicación específicos de cada negocio.

Con la información de KPS Global.

spot_img
Abrir chat
Hola, en qué podemos ayudarte?
Hola! ❄🙌
En qué podemos ayudarte?