Conserva tus alimentos sin romper la cadena de frío

Relacionados

Innovador sistema de refrigeración reduce consumo energético y emisiones

UniSA y Glaciem Cooling desarrollan un sistema de refrigeración...

Verónica Villanueva se une a Teksol Group Solutions

Teksol Group Solutions da la bienvenida a Verónica Villanueva...

Climatización Evaporativa: Una Innovación para diferentes ambientes

José Carlos Caparó Jarufe. Ingeniero mecánico. Reg. CIP 60116....

DP World se enfoca en Callao y deja Chancay

Sultan Ahmed bin Sulayem, CEO de DP World, destaca...

BITZER y Scheco AG impulsan descarbonización en SFS Group

BITZER y Scheco AG implementan una bomba de calor...

Compartir

spot_img

En más de un hogar es habitual que se estile dedicar un día a cocinar y planificar el menú de la semana. Asimismo, en muchas ocasiones la comida que se calcula para un almuerzo o cena resulta de más, lo que obliga a tener que guardar o congelar lo que sobró para consumir en otro momento.

En este aspecto es importante que la comunidad tome precauciones para evitar cortar la cadena de frío de alimentos congelados o refrigerados para su posterior consumo.

Por qué congelar un alimento hace que dure más tiempo en buen estado

A pesar de que no destruye los posibles patógenos ya presentes en el alimento como sí logra hacerlo el calor, la congelación consigue ralentizar su crecimiento. Los ‘frena’, por así decirlo. Esto significa que, mientras el alimento que hemos decidido congelar permanezca en este estado, las bacterias (normalmente en cantidades mínimas) que este pueda tener se quedan quietas. Una vez retirado el producto del congelador, se vuelve a dar a los gérmenes la capacidad de reproducirse.

De ahí que, si se rompe la cadena de frío, si se sacara un alimento de las ‘temperaturas seguras’ por debajo de los 5 ºC, puedan crecer patógenos fácilmente.

A temperatura ambiente, el número de bacterias pasa de 100 a 25.000 en sólo dos horas. Cuando un alimento contiene microbios nocivos, estos proliferan rápidamente y pueden provocar que los productos se descompongan.

Si no se hace de manera correcta el almacenado de los alimentos puede padecerse una intoxicación por alimentos, siendo lo más común una gastroenteritis, aunque también hay patologías más graves como la salmonelosis, que pueden ser consecuencia de una mala conservación de las sobras de comida.

Por otro lado, la contaminación cruzada es el proceso por el cual los alimentos entran en contacto con sustancias ajenas, generalmente nocivas para la salud. Un ejemplo típico es el contacto de la sangre de la carne con alimentos cocidos. Es por ello necesario extremar la limpieza de utensilios y tablas donde se trabajan los alimentos para evitar casos de gastroenteritis o el síndrome urémico hemolítico.

Los puntos más importantes para evitar que alimentos afecten la salud de los consumidores radica en verificar que:

-Todo producto tenga en su rótulo los números de registro sanitario municipal o nacional.

-La fecha de vencimiento del mismo.

 -Los alimentos refrigerados deben estar a 5° C y los congelados a –18° C. Se recomienda poner especial cuidado en la población infantil y de adultos mayores, ya que son más vulnerables a las intoxicaciones alimentarias y a padecer complicaciones más severas en su organismo.      

– Separar las carnes y pescado crudos del resto de alimentos

-Cocinar los alimentos completamente

 -Una vez descongelados consumir los alimentos en el día y no volverlos a congelar.

-No dejar alimentos fuera de la heladera, aunque sea por períodos cortos de tiempo.

spot_img
Abrir chat
Hola, en qué podemos ayudarte?
Hola! ❄🙌
En qué podemos ayudarte?