Entrevista a Manuel Azahuanche, Gerente de Ingeniería de Greencorp Perú (segunda parte)

Relacionados

Innovador sistema de refrigeración reduce consumo energético y emisiones

UniSA y Glaciem Cooling desarrollan un sistema de refrigeración...

Verónica Villanueva se une a Teksol Group Solutions

Teksol Group Solutions da la bienvenida a Verónica Villanueva...

Climatización Evaporativa: Una Innovación para diferentes ambientes

José Carlos Caparó Jarufe. Ingeniero mecánico. Reg. CIP 60116....

DP World se enfoca en Callao y deja Chancay

Sultan Ahmed bin Sulayem, CEO de DP World, destaca...

BITZER y Scheco AG impulsan descarbonización en SFS Group

BITZER y Scheco AG implementan una bomba de calor...

Compartir

spot_img

“La informalidad es transversal, afecta a todos los actores económicos, es un aspecto que no lo resuelve un gremio como el HVAC, sino que tiene que ser una política pública implementada desde niveles gubernamentales”.


Manuel Azahuanche Asmat
, un profesional forjado en la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI) de cuyas aulas han salido los mejores ingenieros del Perú, con un recorrido de 30 años desarrollando proyectos Hvac y enseñando en su misma alma mater como en la PUCP y el IIC, es uno de nuestros más prestigiosos especialistas que aporta conocimiento a la industria peruana de la climatización y refrigeración.

Foto dictando en la PUCP
Foto dictando en la UNI

Tuvimos el honor de conversar con él sobre su perfil profesional, su experiencia de vida y sus proyectos. A continuación, publicamos la segunda y última parte de dicha entrevista.

La industria del Hvac conoce un desarrollo impresionante e implica desafíos de diversos caracteres. ¿Estamos en capacidad de adaptarnos a las nuevas tendencias, de competir con los grandes, de aportar algún valor agregado?

Sin lugar a dudas nuestros ingenieros son de alto nivel, tenemos profesionales capacitados en diferentes partes del mundo que están haciendo una buena labor local, a diferencia de otras industrias, en HVAC, tenemos empresas fabricantes que tienen oficinas en Peru y definitivamente hay una transferencia de tecnología y conocimientos muy importante, lo cual nos permite adaptarnos a cualquier tendencia tecnológica sin mayores problemas.

¿Cómo considera que estamos en términos de ingeniería respecto a nuestros países vecinos?. Y en términos de mando medio o de técnicos, ¿cómo está nuestro capital humano?, ¿cómo evalúa lo que se está haciendo?, y ¿qué cree que falta y se necesita?

En términos de Ingeniería estoy particular y gratamente sorprendido, debido a mi experiencia en el Instituto Internacional de Climatización donde se dictan curso de Refrigeración Comercial, Aire Acondicionado, Ventilación, Refrigeración por amoniaco y Automatización, aproximadamente el 70% de los alumnos son del extranjero, de países hermanos vecinos, centro y norte América y reconocen con testimonios que publican en sus redes el alto nivel de los ingenieros peruanos que dictan los cursos, lo cual indica que nuestra ingeniería es de exportación, y deberíamos sentirnos orgullosos de eso.

Respecto de nuestros técnicos, que son parte complementaria de nosotros los ingenieros, y que sin ellos no podríamos hacer nada, hay mucho por hacer, sin embargo, tienen una capacidad creadora increíble, muchas veces resuelven temas que nosotros los ingenieros no lo vemos a primera vista, su aporte y capacidad ha jugado un papel importante en todas las obras realizadas en nuestro país.

Decía que hay mucho por hacer porque nuestros técnicos no necesariamente han pasado por un centro de estudios y/o capacitación, necesitamos más instituciones serias como SENATI y TECSUP, que en mi opinión son las únicas instituciones que forman con un alto nivel a los técnicos, pero estos técnicos son absorbidos por las grandes industrias y muy pocos quedan para los servicios de HVAC.

¿Cómo estamos en términos de normatividad y regulación, acompasamos las tendencias o estamos rezagados, se cuida realmente el medio ambiente en el país, por ejemplo, en los planes para sustituir los refrigerantes sintéticos, se regula o controla la aplicación de climatización eficiente en los hospitales y clínicas, se controla la eficiencia y ahorro de energía? ¿Qué debemos hacer o aportar desde el campo profesional, algunos dicen se necesita más institucionalidad?

Nuestra normatividad y regulación está en un nivel incipiente, pero unos ven esto como malo, otros lo vemos como bueno, porque esto implica que hay mucho trabajo que realizar y podemos aportar para mejorar nuestras normativas, desde aquí hago un llamado al Colegio de Ingenieros para que sea más activo en este tipo de actividades de mucha importancia para el país, no es que las otras actividades que realizan no sean importantes, pero hay que priorizar.

También es importante entender que no todo tiene que estar normado, siendo que las normas son requisitos mínimos que se tienen que cumplir, no son los valores adecuados, los valores adecuados los determina el ingeniero, para eso ha estudiado ingeniería, matemáticas, física, química, informática, ha leído manuales de diseño, normas internacionales, tiene experiencia y sobre todo ética.

Generalmente cuando uno aplica todo esto…

Los valores que encontramos después de realizar nuestros cálculos superan a las normas locales, los ingenieros debemos quitarnos esa costumbre de preguntar si esto o lo otro esta normado, eso implica un desconocimiento de muchas áreas de estudio creyendo que todo el conocimiento está en una norma, que por ejemplo, la norma de ventilación EM-030 tiene 22 artículos en 12 hojas, seria iluso creer que aquí está condensado todo el conocimiento de ingeniera, sin embargo hay gente que cree que por que se ha leído estas 12 hojas ya está capacitado para desarrollar proyectos y se creen con autoridad técnica, nada más lejos de la realidad.

La norma EM030 de ventilación actualizada a septiembre del 2020, tiene algunas omisiones y errores, que en el futuro se puede corregir, pero tiene la gran virtud de haberse internacionalizado indicando que se pueden usar normas como ASHRAE y la NFPA, en los casos no expresamente indicados.

Respecto de los hospitales debo mencionar que…

Se tiene que hacer más partícipe al especialista HVAC desde la conceptualización del proyecto de arquitectura, porque generalmente no les dejan los espacios adecuados para la ubicación de sus equipos y ductos, obligándoles ha “adecuarse” a la arquitectura existente, eso está muy mal, el resultado son los hospitales que tenemos hoy en día, salas de máquinas hacinadas, ductos que no entran en los falsos techos, montantes pequeñas, no hay espacio para las tomas de aire fresco, no hay dónde descargar el aire viciado, salas de operaciones con un solo punto de extracción, cuando desde tiempos inmemoriales se ha indicado que técnicamente deben de tener dos (ver las normas ashrae), pero aducían que como no estaba en nuestra norma local, no lo hacían, pero para su conocimiento ahora sí está regulado y se indica claramente en la norma EM-030.

El Peru Green Building Council está haciendo una gran labor en el fomento de la eficiencia y ahorro de energía mediante el impulso de las construcciones sostenibles, realmente son de gran valor su esfuerzo y aporte.

La institucionalidad es buena, pero recordemos que las instituciones están formadas por personas, lo que realmente falta son personas honestas y éticas, en eso debemos formarnos, lo técnico se aprende en cualquier momento, pero los valores y la ética debe venir de la casa y del colegio.

Para ud. Cuáles son los principales desafíos de la industria: algunos dicen la informalidad, es decir la falta de calificación o certificación para realizar proyectos eficientes.

La informalidad es transversal afecta a todos los actores económicos, es un aspecto que no lo resuelve un gremio como el HVAC, sino que tiene que ser una política pública implementada desde niveles gubernamentales, sin embargo si podemos coordinar con instituciones como el CIP, SENATI, TECSUP y algunas universidades de prestigio para capacitar y certificar a nuestros profesionales. Actualmente tenemos una institución de nivel internacional como ASHRAE PERU, que podría ser un canal con autoridad técnica para realizar estas capacitaciones y certificaciones.

Y en perspectiva, cómo ve el futuro de la industria, sus principales tendencias, y lo que esto puede implicar para la industria peruana como desafío y oportunidad.

El HVAC, no es una industria que camina sola, ésta depende como muchas otras industrias, del nivel de crecimiento del país, del nivel de inversión extranjera, de la construcción civil que tiene un efecto multiplicador muy amplio, de la estabilidad política y económica, en la medida que se den positivamente estos factores la industria de HVAC crecerá, y tenemos capacidad de ingeniería y técnica para tomar la oportunidad.

Y en estos momentos, cómo ve la situación del mercado, hay proyectos y crecimiento, en qué sectores, ¿dónde están las oportunidades?

Actualmente la construcción de los edificios de oficinas que fue uno de los principales motores del crecimiento del HVAC, está venido a menos, debido a la pandemia y los temas políticos que todos sabemos, pero con una perspectiva muy positiva de retomar su crecimiento en corto plazo.

Las oportunidades siempre están en el sector industrial, inclusive durante la pandemia este sector no paró, en algunos casos hasta creció, pero para participar del sector industrial se necesita una ingeniería de mayor nivel, en ese sentido insto a los ingenieros a seguir capacitándonos y aprendiendo temas técnicos ingenieriles y complementarios como gestión de proyectos entre otros.

Finalmente, viendo esta foto quisiéremos preguntarle acerca de su familia, si es que nos lo permite, y cómo lo ha tratado la vida.

Sí, como no, en este sentido tendría que empezar dando gracias a Dios, me confieso un creyente y una persona bendecida, sin la ayuda de Dios nada hubiera podido lograr. Tengo que agradecer a Don Gregorio Azahuanche Vergara (mi padre), la Sra. Juana Asmat Ñique (mi madre) y la Sra. Victoria Asmat Ñique (mi tía, mi segunda mamá). Ellos forjaron mi destino, enseñándome amor al trabajo, lealtad y fortaleza respectivamente, me dieron la base para enfrentar la vida.

Mi padre fue agricultor, pero dentro de sus deseos él quería que yo no me dedicara al campo, deseaba que yo estudie, y dentro de sus posibilidades no tuvo la mejor idea de pagarme un profesor particular de matemáticas del pueblo, durante todos mis veranos aprendía matemáticas, con la incomodidad que eso representa a esa edad, claro luego les daba el alcance a mis amigos que estaban en la playa y gozaba de momentos inolvidables.

A mi corta edad observé que los familiares que de alguna manera habían salido del pueblo se hacían profesionales; por lo tanto terminando la primaria (10 años), solicité permiso a mis padres para dejar Moche e irme a vivir a Trujillo con mi tía Victoria, así sucedió y realmente viví una adolescencia feliz, súper engreído, colegio particular, instituto de inglés, hasta con la comida me engreían, pero yo era consciente que eso tendría una fecha límite, que a mi entender era cuando terminaría la secundaria.

Terminando secundaria…

Viajé a Lima, aquí realmente me enfrenté a la realidad, carecía de todas las comodidades que tenía en Trujillo, fue muy duro el cambio, ganas no me faltaban de regresarme, pero tomé la decisión de quedarme y enfrentar solo a la vida.

Aquí he sobrevivido a Garcia1 -Garcia2, Fujimori1-Fujimori2, el cólera, la gripe NH1, Toledo, Humala, Vizcarra, la pandemia por el Covid19 y peor que este último, el gobierno de Castillo. En muchos de estos episodios Dios ha puesto en mi camino personas que sin ser mi familia me ayudaron, resulta que cuando vivía engreídamente en Trujillo no me gustaba la soya, pero durante el Shock Económico de Fujimori allá por los años 90 (para tener una idea de la época la inflación era del orden de 12000% y la gasolina se subió 3000%) yo era un estudiante universitario sin trabajo estable, y para ser sincero a veces no alcanzaba para comer en comedor de la UNI.

Eran tiempos muy duros, yo vivía en el Rímac en la casa de una familia evangélica, la familia Vidurrizaga que recibían ayuda internacional con sacos de soya, y preparaban desayuno, panes, carne, sopa y como comprenderás todo hecho de soya, y amablemente lo compartían conmigo, lógicamente la situación hizo que me gustara la soya, y ahora la como con mucho cariño.

Posteriormente…

Alquilé un cuarto y me fui a vivir a la casa del Sr. José Gomez Reap (Independencia, cerca de la UNI), quien era un carpintero que tenía cuartos para alquiler, el pago mensual por ese cuarto era del orden de los US$ 40, yo trabajaba de día y aprovechaba la noche para estudiar, pero eso implicaba tener la luz prendida hasta altas hora de la madrugada y por lo tanto un alto consumo de energía, que lógicamente no estaban comprendidos dentro del pago, y vivía con la incertidumbre que en algún momento me reclamaran.

Graduación en la UNI (Tarea cumplida)

Algo que sucedió y recuerdo claramente fue lo siguiente: eran las 2:30 am cuando tocaron mi puerta y me preguntaron por qué tenía la luz prendida, gastando energía, le explique que estudiaba de noche por que de día trabajaba y que de alguna manera eso se compensaba, pero grata fue mi sorpresa cuando el Sr. José Gomez me indicó que ya no era necesario que le pagara, que ese dinero lo utilice para comprar libros y que siga estudiando, cómo no estar agradecido con Dios.

En la UNI, conocí a la Sra., Gaby Paredez (Asistenta Social), que se convirtió en mi “ángel” asesor, que me instaba a que termine la carrera, me dio trabajo en el Dpto de Asistencia Social, realmente fue de gran ayuda, ella sabe de mis penas y logros en la UNI, eternamente agradecido de ella.

Mi querida esposa…

En la UNI también conocí a mi esposa, a ella le encanta la Marinera y yo me matriculé a FolkUni, con el objetivo de aprender a bailar, cosa que nunca logré, pero allí conocí a mi esposa, por eso siempre digo que la UNI cambio mi vida para mejor.

Defendiendo a nuestro Perú

Tengo que dar un especial agradecimiento a mi esposa Rubí Smith Gillespie, porque según sus palabras “gracias a ella soy ingeniero”, y lo acepto porque gracias ella pude hacer mi tesis de grado, no te imaginas cómo me presionaba; gracias a ella pude hacer una maestría en Project Management en la Universidad ESAN, me brindó todas las facilidades económicas y sobre todo haciéndose cargo de la familia en mi ausencia por los estudios.

Desde que nos casamos en el año 98, se convirtió en mi soporte dándome estabilidad emocional en los momentos más difíciles que tiene la vida, muchas gracias mi negrita.

Hemos logrado formar una familia estable y fuerte, con virtudes y defectos como cualquier otra, pero siempre dentro de nuestros cánones de valores que tratamos siempre de cumplir.

Mis hijas…

Viviana mi hija mayor, cuando nació no sabes la alegría que sentí, realmente viví la felicidad, le agradecí a Dios por darme la oportunidad de poderla acompañar en este mundo, actualmente está estudiando Ingeniería Mecatrónica en la Universidad UTEC, ya está en los últimos ciclos y realmente no tengo más que agradecerle por ser como es.

Valentina, mi segunda hija, es mi “criptonita”, tiene un parecido muy grande con mi padre, realmente su llegada cambio nuestras vidas para bien, un nuevo impulso, nuevos objetivos, todavía es pequeña tiene 10 años, ruego a Dios me dé vida para verla triunfar, ese es mi gran anhelo.

Resumiendo las etapas de mi vida…

Ing. Azahunache con el Ing. Alvaro Tapias de Colombia

Mi niñez fue muy hermosa junto a mis padres y como todo niño sin mayores preocupaciones (mi padre enseñándome a pescar en el mar después de sus horas de trabajo fue increíble); mi juventud a lado de mi tía Victoria, realmente “engreído” y feliz; mi etapa de estudiante en la UNI, realmente cambió mi vida para mejor, me hice profesional y conocí a mi esposa, mi etapa profesional, aquí conocí personas muy buenas entre ellas al Ing. Alvaro Tapias de Colombia a quien le agradezco por sus consejos y le envío un fuerte abrazo hasta el cielo.

Lamentablemente, también conocí personas muy malas, entre ellas a unos empresarios que en mi opinión le robaban a sus empleados y hacían trabajos mediocres, conocí a un “ingeniero” mecánico que literalmente nos robó 4 bombas y todos los accesorios de un sistema de agua helada para un hospital. Es decir, este tipo de gente no generaban confort ni personal ni térmico, a este tipo de empresarios los vamos a bautizar de aquí a la eternidad con un nombre en términos de aire acondicionado, les llamaremos los “mal confort”; por lo tanto, si algún empresario de aire acondicionado vuelve a robar a sus empleados o engañar a sus clientes este se convertirá en un “mal confort”.

Finalmente, tengo que manifestar que tengo muchos defectos y algunas virtudes, ya quisiera ser tan perfecto como otros, pero a pesar de todo y con mucho esfuerzo he logrado avanzar y aquí me tienes mirando de frente a la vida, en mi querido Perú al cual también sabemos defender y sentir el “Contigo Perú” como un segundo himno.

spot_img
Abrir chat
Hola, en qué podemos ayudarte?
Hola! ❄🙌
En qué podemos ayudarte?