Importancia de la refrigeración en la Industria Pesquera

Relacionados

Qvantum nombra a Thomas Nowak vicepresidente de Relaciones Gubernamentales

Qvantum contrata a Thomas Nowak, exsecretario de la EHPA,...

Daniel Fuentes nombrado nuevo CEO de VTS America

Daniel Fuentes es promovido a CEO de VTS America,...

Stulz expande operaciones a Panamá y Perú, mejora en México

Stulz anuncia su expansión en América Latina con nuevas...

Carrier Transicold lanza la unidad Vector HE 17

Carrier Transicold ofrece su nueva Vector HE 17 que...

LG inaugura Academia de Capacitación en HVAC cerca de Boston

LG Air Conditioning Technologies USA inaugura una Academia de...

Compartir

Empresa de refrigeración española realiza un análisis de los aspectos más relevantes de la refrigeración industrial en la pesca.

Expertos de Intersam mencionaron una serie de aspectos importantes a tomar en cuenta de la Refrigeración pesquera. Dependiendo de las especies, los pescados poseen cantidades variables de proteínas y vitaminas, principalmente A, B (B₁, B₂, B₃ y B₁₂), D y E. También contienen minerales como sodio, hierro, potasio y calcio. En cuanto a sus compuestos grasos, muchas especies, especialmente los pescados azules, proporcionan ácidos grasos poliinsaturados omega 3.

Pero, para que este producto mantenga sus propiedades nutritivas, es necesario conservarlo mediante una cadena de frío adecuada desde su captura, pasando por el procesamiento y transporte, hasta su comercialización. Este es el propósito de la refrigeración industrial en la industria pesquera.

La mayoría de las especies marinas y de agua dulce poseen nutrientes de alto valor alimenticio. Sin embargo, son productos perecederos que, desde el mismo momento de la pesca, son susceptibles a las condiciones ambientales. Por ello es indispensable refrigerarlos inmediatamente tras su captura en las propias embarcaciones pesqueras.

Cabe destacar que tanto la especie como el procedimiento de pesca influyen de forma determinante en el tiempo de conservación del pescado en perfecto estado. Uno de los objetivos básicos de la refrigeración industrial en la industria pesquera es asegurar que los productos del mar se mantengan a la temperatura adecuada desde su captura hasta el momento de la compra por parte del consumidor final.

Etapas de la refrigeración industrial en la pesca

La cadena de frío para conservar las propiedades de los pescados de mar y agua dulce comienza desde el mismo momento de la captura y se prolonga hasta la venta al consumidor. Las condiciones que deben considerarse en el diseño de la refrigeración industrial en la industria pesquera en cada etapa son las siguientes:

Refrigeración a bordo:

  • Enfriamiento previo. La pesca es sometida a temperaturas por debajo de los 4ºC. Los recursos para el enfriamiento previo y mantenimiento del frío suelen ser tanques de agua de mar refrigerada y/o hielo en escamas. Normalmente, en algunas embarcaciones se emplea agua de mar a temperaturas entre 0ºC y -1ºC.
  • Congelación. Por otro lado, en muchos buques pesqueros se lleva a cabo un procesamiento previo de los peces una vez capturados. Esta tarea puede realizarse en congeladores de placas. Luego, las piezas pasan a un congelado rápido a bajas temperaturas para su conservación durante el transporte a tierra. Dichas temperaturas podrían alcanzar entre -30ºC y -50 °C.
  • Conservación a bordo. En función de conservar las condiciones organolépticas de la pesca durante su transporte a tierra, la carga pasa directamente a refrigeradores con temperaturas de -30ºC. De acuerdo con la especie, este enfriamiento podría bajar hasta -60ºC.

Procedimiento en tierra:

  • Cámara de fresco. Esta tendrá una temperatura entre -1 y 0 °C, cercana a la fusión del hielo, así como una alta humedad.
  • Fábrica y silo de hielo. Lo recomendable es situarlos en una cámara capaz de mantener una temperatura cercana a 0°C. En caso de producir hielo en escamas, el espesor de las mismas no debe superar los 3 milímetros.
  • Salas de trabajo. En estos ambientes, la temperatura puede ser un un tanto mayor a 12°C. No obstante, es crítico que el caudal de aire generado por los evaporadores tenga una incidencia en la velocidad del aire baja sobre los puestos de trabajo. Lo aconsejable es alrededor de 0,2 m/s.
  • Cámaras de almacenamiento. Aquí, el producto congelado ha de estar en un envase cerrado que no permita la oxidación o desecación. En estas cámaras, la temperatura no será mayor a -18 °C. Pero, si requiere una conservación durante varios meses bajará hasta los -30 °C. 
  • Depósito de residuos. Para estos recintos, la temperatura recomendada es de -5°C. La misma genera una congelación superficial que disminuye el olor de los desechos en espera de evacuación.
  • Cámaras de conservación de pescado y mariscos frescos. Para prevenir la desecación, es preciso cubrir el producto con hielo. En general, la temperatura de estos habitáculos estará entre -1 y 1°C.
  • Túneles de congelación. Los hay de tres tipos: continuos, semicontinuos y estáticos. Usualmente, su temperatura de proceso está entre los -35 y -30°C. Los continuos proveen tiempos de congelación entre 120 y 240 minutos.

Transportes a puntos de venta

Una vez procesados, los productos congelados y envasados han de transportarse en camiones, contenedores o buques frigoríficos hasta los puntos de venta. A propósito de esto, los mencionados vehículos deben contar con contenedores o depósitos de carga que garanticen una temperatura constante de -20ºC o aún más bajas. Por su parte, los productos destinados al mercado interno o local, con una expectativa de consumo en el corto plazo, únicamente requieren para su traslado el mantenimiento de la temperatura para congelados. Es decir, entre -18 y -20ºC.

spot_img
Abrir chat
Hola, en qué podemos ayudarte?
Hola! ❄🙌
En qué podemos ayudarte?